fbpx
cajon del maipo

Aluvión en el Cajón del Maipo: a más de un mes del desastre

La marca de ropa outdoor Patagonia, deportistas y fundaciones de la zona se unen para ayudar con ropa esencial básica a decenas de familias damnificadas.

Gentileza Patagonia Chile.


Ya ha pasado más de un mes del aluvión ocurrido en el Cajón del Maipo y las familias damnificadas aún se están poniendo en pie. Fueron decenas de familias que se vieron afectadas por las altas precipitaciones que causaron deslizamientos de tierra y barro en lugares como San Alfonso, San José y El Melocotón. En este escenario la colaboración no se hizo esperar, entre ella, la que provino de la mano de Patagonia, la marca de ropa outdoor y la comunidad local.

A las ayudas de primera necesidad que requerían las familias como refugio, agua y comida, siguieron las de equipamiento pesado y ropa. Así se unieron instituciones gubernamentales, fundaciones y entidades que querían apoyar las labores en la zona.

De esta forma Patagonia, junto a fundaciones de la zona como Río montaña Chile y Ecosistemas trabajaron en conjunto para entregar más de 1400 unidades de chaquetas de polar, zapatillas y chaquetas de abrigo a familias de San José, El Melocotón y San Alfonso que se encontraban en mayor aislamiento, ya que aún existen sectores que se encuentran con un gran volumen de barro y sin acceso.


Francisca Orrego, socia de Ecosistemas y quien estuvo a cargo del centro de acopio Cascada de las Ánimas dice que luego de criarse y vivir en el Cajón del Maipo era imposible no sumarse a ayudar, “sentimos nuestras raíces unidas con este lugar. Había que usar todas las energías para ayudar. Era impresionante de ver, el pueblo de San Alfonso quedó completamente bajo barro”.


Por su parte, Ana Bernal, representante legal de fundación Río-montaña cuenta que “hace más de un año que estamos trabajando con las familias de mayor riesgo social del lugar, por eso es importante poder colaborar”.

Felipe Cancino, trail runner, montañista, guía NOLS y embajador de Patagonia, vive desde hace más de 6 años en el Cajón del Maipo y para el aluvión se encontraba en la región de Aysén trabajando. A su vuelta, y al ver todo lo que ocurría, no dudó en sumarse a las tareas de ayuda.

“Me puse en contacto con la gente local para ver qué tipo de ayuda se necesitaba y ya había pasado la etapa donde la gente estuvo sacando el barro, desarmando casas, rescatando sus cosas. Ahora la ayuda está canalizada en la reconstrucción y en la entrega de cosas que tienen más sentido. Yo he estado ayudando en el apoyo que entregó Patagonia para estas dos organizaciones para distribuir esta ayuda de calidad para la gente que lo necesita. El Cajón del Maipo en las mañanas y en las noches ha estado frío y es algo que se necesita porque hubo familias que perdieron todo. La gente estaba muy agradecida” expresa.



Al igual que Felipe, toda la comunidad local se movilizó para apoyar a aquellas familias que se vieron más afectadas. Sin embargo, hoy se vive la incertidumbre en algunas familias ya que no tienen dónde vivir y poco a poco se acerca el invierno.

Respecto a este tipo de desastres naturales, el deportista de trail running es categórico: “Es importante ponerle atención a estas cosas para que no pasen como hechos aislados. Siento que somos un país tan vulnerable a los efectos del cambio climático y la crisis climática y esto es cada vez más frecuente. Entonces me gustaría que realmente pensáramos en el problema y no solo en las soluciones parches que se nos ocurran después de cada evento”.


Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial